Resfriados en los bebés

Tratamiento de los resfriados en los bebés

4 abril 2009

tratamiento-de-los-resfriados-en-los-bebes

Un resfriado es una enfermedad infecciosa leve, que afecta las vías respiratorias superiores. Suele estar acompañado por goteo y congestión nasal, estornudo. También puede presentarse dolor de garganta, tos, dolor de cabeza y otros síntomas.

Luego del año de vida, un niño saludable puede experimentar una media de seis resfriados anuales. Esta enfermedad viral no se considera grave y sólo en algunos casos presenta complicaciones bacteriales, que pueden provocar infecciones en el oído y en los senos nasales.

Curso de los resfriados en los bebés:

Debido a su naturaleza viral, el contagio de los resfriados se puede realizar en cualquier lugar, pues los virus causantes están en el entorno, principalmente en lugares cerrados y mal ventilados, como salones de clase, etc., con lo que no es posible evitar el contagio.

Cuando los bebés y niños asisten al jardín o colegio, es conveniente que no concurran mientras están enfermos, para una mejor recuperación y para evitar propagar el resfriado.

Un bebé resfriado debe guardar reposo en ambientes bien ventilados, para reducir el contagio a nivel familiar y la propia reinfestación.

Sintomatología de los resfriados en los bebés:

Los síntomas de los resfriados comunes incluyen:

• Secreción nasal: puede ser líquida, transparente, amarilla o verde. Su duración es entre 7-10 días.
• Congestión nasal: cuando la secreción nasal se hace espesa o se seca.
• Fiebre ocasional de dura 2-3 días.
• Dolor de garganta: puede incluir tos y ronquera, por 2-3 semanas.
• Inflamación de ganglios linfáticos (se ubican en el cuello).
• Ojos llorosos. Puede acompañarse de inflamación de los senos nasales.

Los resfriados comunes tienen un origen viral, por lo que no es posible administrar medicación, simplemente se debe aguardar a que culmine el proceso de la enfermedad, por lo que puede tratarse en casa. Aunque en el caso de bebés pequeños, es conveniente siempre consultar al médico.

Los padres deben aliviar el malestar ocasionado por los síntomas y cuidar que no surjan complicaciones, en caso contrario, llamar al médico.

Para aliviar los síntomas es conveniente limpiar la mucosidad de la nariz de los niños, para eliminar los virus y bacterias. La fricción de las narinas puede ocasionar irritaciones, para aliviarlas podemos aplicar vaselina en los bordes. Para las obstrucciones nasales, podemos aplicar agua tibia o agua salina para aflojar la mucosidad seca.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen