amamantamiento

Técnicas de amamantamiento

12 junio 2009

tecnicas-de-amamantamiento

La lactancia materna es una etapa fundamental para el desarrollo del bebé y beneficiosa para la madre también. Debe ser una experiencia agradable y confortable para ambos, pues es el momento de la consolidación de los lazos afectivos, además los beneficios se ven incrementados por el clima favorable.

Es común que en el amamantamiento, se den problemas de heridas, irritaciones y magulladuras en los pezones, debido a cuidados insuficientes, problemas de salud de la madre, o incorrecta posición al amamantar. Pero la mayoría de estos problemas puede evitarse, con una correcta higiene, una postura adecuada y vigilando la forma en que el bebé se sujeta del pecho.

En caso de que aparezcan grietas, sangrado, ampollas o dolor extremo, es necesario consultar de inmediato al médico, pues podría ocasionar problemas también al bebé.

Posturas para el amamantamiento:

La mejor postura para el amamantamiento es con el bebé cerca del pecho, con el vientre contra la madre.

Para provocar la búsqueda, frotar el pezón contra la mejilla del bebé, él volteará de inmediato.

Es mejor colocar la mayor parte de la aréola dentro de la boca del bebé.
El tiempo de toma de cada pecho debe ser de 10-15 minutos en cada uno. Para que el bebé suelte el pecho, se presiona con el dedo la parte baja, cerca de la boca del bebé.

Es preferible dejar que los pechos se sequen al aire, esto los curtirá y evitará roces innecesarios.

Cuanto más frecuentes sean las tomas, más leche se producirá. La frecuencia ideal es cada 3 horas, pero hay médicos que recomiendan que se haga a demanda.

Hay tres posturas para alimentar al bebé:

• Acostada de lado en la cama, con el bebé al costado. Cambiando de costado para cambiar de pecho.

• Sentada con el bebé en posición de cuna, colocar una almohada sobre las piernas para apoyar al bebé. Acomodar al bebé en la curvatura del brazo y el bebé enfrentado al pecho. Sostener el pecho con la otra mano y ofrecer el pezón al bebé. La nariz del bebé debe tocar el pecho, lo cual no le impide respirar, ya que tiene la forma adecuada para hacerlo.

Para retirar al bebé del pecho, debemos esperar que concluya la succión, no retirarlo mientras succiona, pues esto forzaría el pezón. Luego exprimir un poco de leche para frotar los pezones y dejarlos secar al aire. No usar jabones o alcohol, pues esto reseca la piel, produciendo grietas.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen