llegada de un bebé

La llegada de un nuevo bebé

12 junio 2009

la-llegada-de-un-nuevo-bebe

Muchos padres experimentan ciertos temores ante la perspectiva de anunciar a su hijo que habrá un nuevo bebé en la casa. Es natural experimentar estas ansiedades ante la reacción del hijo, sobre todo cuando se trata del primero. Pero no debemos olvidar que el nuevo hijo, aportará muchos elementos positivos a la vida familiar y es lo que debemos explicar a nuestros hijos al momento de informarles de la nueva presencia.

La llegada de un nuevo bebé al hogar:

Cuando la familia aguarda la llegada de otro bebé, es conveniente que los padres se sienten a conversar con los otros hijos, para explicarles con claridad la nueva situación.

Las relaciones entre hermanos, son el ensayo de las relaciones sociales que los niños establecerán más tarde con el entorno. En ellas se resuelven situaciones y conflictos y se va estableciendo la personalidad. Por tanto, la llegada de un nuevo bebé a la familia, resulta enriquecedora para la vida de los hijos, tanto como para la de los padres.

Los conflictos entre hermanos les ayudan a establecer la jerarquía de un modo similar a cómo lo harán luego en el mundo exterior.

Cuando nace un hermano, los padres deben asumir que los celos son algo natural y restarle importancia. Pero sí conviene evitar los celos inducidos. Resulta de mucha ayuda facilitar al hermano mayor que canalice su frustración hacia elementos de transferencia, como muñecos, mediante dibujos o que lo hagan verbalmente.

También reafirmaremos el vínculo de los padres con los hijos mayores, como forma de prevenir los celos.

Cuando el nuevo bebé ya nació, la madre no contará con tanto tiempo como antes para atender a los demás hijos, para minimizar el impacto, el padre puede compensar ese tiempo, aumentando su atención a los hijos. En caso de que el padre no pueda hacerlo, otras personas cercanas pueden hacerlo, los abuelos, tíos, amigos de los padres, etc.

Los tiempos de la madre deben reorganizarse, para que pueda mantener los espacios que dedicaba individualmente a cada hijo.

Los hijos mayores pueden integrarse a la nueva estructura familiar, cumpliendo funciones acordes con su edad. También pueden contribuir, sin exageraciones, a los cuidados del nuevo bebé.

En caso de que los niños emprendan demostraciones de celos con el bebé, los padres deben intervenir de inmediato, hacer saber al hermano celoso que su actitud no es aceptable, retomar el conflicto mediante el diálogo, haciendo hincapié en las consecuencias de la agresión, restando importancia al agresor.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen