Pie equino varo

El pie equino varo en los bebés

7 enero 2010

El pie equino varo en los bebés

El pie equino varo es una deformidad congénita que afecta los pies de los bebés, frecuentemente se presenta con atrofia de la pantorrilla. Se caracteriza por la posición del talón respecto a la pierna (equino) y su rotación hacia dentro (varo).

Esta deformación afecta aproximadamente a uno de cada mil recién nacidos, principalmente en ambos pies, y porcentualmente afecta más a los varones que a las niñas.

La principal característica de este defecto es la posición elevada del talón y su tamaño pequeño, inapropiada para la marcha, combinado con la rotación del pie hacia dentro. Además, esta deformación limita el movimiento de las articulaciones por estar mal alineadas.

Causas y tratamiento:

Las causas de este problema pueden ser de origen neurológico o hereditario, pero también por la posición del feto en el útero. Los factores hereditarios en esta malformación se deben a un gen dominante ligado al sexo.

Esta malformación es de carácter congénito, o sea aparece al nacer y su intensidad es variable, pueden ser leves hasta muy notorias que dificulten la marcha.

El diagnóstico debe ser precoz para que el tratamiento inicie lo antes posible. El tratamiento consiste en fisioterapia, inmovilización con yeso o férulas, buscándose la corrección antes de que comience la marcha.

Cuando el tratamiento fisioterapéutico no es exitoso, se recurre a la cirugía, que se realiza prontamente, antes de que el bebé comience a caminar para que no se retrase en sus desplazamientos.

La deformación puede ser de dos clases, plástica, corregible con fisioterapia o estructurada, rígida, que puede requerir de cirugía si los tratamientos con férulas no resultan.

Ocasionalmente se puede dar un acentuamiento de estas deformaciones, lo que requiere de la colocación de aparatos para su corrección. También requiere de ejercicios correctores para devolver el tamaño normal al tejido contraído.

En caso de recidivas en niños operados, es necesario realizar la extracción parcial de hueso cuboides.

Si la deformidad no se trata, se agrava y aparecen callosidades dolorosas en el lado externo y el borde del pie.

Es común que se de cómo secuela la formación del pie más pequeño de lo que debería.

Algunas deformaciones requieren del uso posterior de calzado ortopédico, dependiendo de su persistencia.

Hay (5) comentarios:

  1. lessly

    23 de julio de 2010

    pobresitho el bebe k tenga eso

    Like or Dislike: Thumb up 3 Thumb down 4

  2. mayra alava

    12 de noviembre de 2010

    bueno gracias por darnos esta clase de información pense que nunca me pasaria quisiera saber como puedo contactame directament con un profecional gracias ante mano y dios siga bendiciendo las manos de todos los medicos del mundo en todas las especialidades DIOS LOS BENDIGA

    Like or Dislike: Thumb up 3 Thumb down 0

  3. rosio ruiz lopez

    3 de abril de 2012

    si esa en fermeda a fentara mas y de formara mas tu pie si ay remedio

    Like or Dislike: Thumb up 1 Thumb down 1

  4. caro

    13 de agosto de 2012

    Gracias por la informacion que nos brindan, mi beb tiene esa enfermedad y gracias a dios todo va bien, no se rindan sigan luchando!!

    Like or Dislike: Thumb up 2 Thumb down 0

  5. nessy

    21 de diciembre de 2012

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Poorly-rated. Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 3

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen