Peligros fórmulas para bebés

Descubre los peligros de las fórmulas para bebés

2 febrero 2012

Peligros fórmulas para bebés

No existen soluciones mágicas para criar a los hijos y los avances técnicos llevan a una constante revisión de las políticas médicas, de modo que lo que ayer se consideraba como beneficioso, hoy puede ya no serlo. Esto ocurre con muchas de las recomendaciones pediátricas respecto a la alimentación del bebé y nos lleva a buscar alternativas. Descubre los peligros que las fórmulas para bebés encierran.

Si bien, no hace mucho tiempo se prescribían fórmulas en todos los casos que las madres no pudieran o no quisieran amamantar a sus hijos, actualmente se recomienda que lo hagan al menos durante los seis primeros meses. Esto ocurre porque la leche materna contiene todos los nutrientes que le bebé necesita y además lo provee de los anticuerpos indispensables para su salud, hasta que el organismo del niño sea capaz de fabricar los propios. Es por ello que se recomienda la lactancia materna prolongada.

Pero también existe una serie de peligros en las fórmulas para bebés que podrían tener incidencia inmediata o a largo plazo en la salud de los niños que reciban alimentación por fórmula. Veremos algunos de los peligros que pueden encerrar estas fórmulas.

Los peligros de las fórmulas para bebés

Estudios recientes han arrojado un dato sobre los efectos a largo plazo de las leches de fórmula, afirmando que los bebés alimentados con fórmulas tienen un 6% más de riesgo cardiovascular que los que fueron alimentados con leche materna.

Otro elemento que representa un peligro para los bebés, no proviene directamente de la leche de fórmula, sino de su manipulación, ya que los bebés tienen menor resistencia a las enfermedades alimentarias. Por ello es necesario observar la mayor higiene en la preparación de las leches de fórmula, para evitar enfermedades transmitidas por la leche, las manos, el biberón, etc. El cuidadoso lavado de manos es imprescindible para prevenir enfermedades.

Algunas leches de fórmula están preparadas a base de soja y la misma puede ser transgénica, con todos los problemas para la salud que esto acarrea.

La fórmula puede contener sustancias químicas dañinas para los bebés, algunas tienen un alto contenido de manganeso, el cual puede afectar la capacidad de concentración de los niños y su comportamiento. Las concentraciones de manganeso son todavía mayores en las leches a base de soja.

Incluso los biberones pueden representar un peligro para los bebés pequeños, dado que algunos de ellos son de materiales plásticos que contienen sustancias como los talatos, compuestos que incluyen alcoholes. Otro compuesto químico nocivo que puede estar presente en los biberones es el bisfenol A, empleado para endurecer los plásticos. Estas sustancias se descomponen por efecto del calor y la humedad, y se liberan dentro de la fórmula que es ingerida por el bebé, ocasionando numerosos problemas de salud, como daños hepáticos, renales, cerebrales, etc.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen