Guardería infantil

Cómo elegir guardería infantil

29 abril 2009

como-elegir-guarderia-infantil

Cuando los padres deben trabajar y no es posible dejar al bebé con los abuelos o alguien de confianza, la guardería infantil constituye la opción más indicada. Es recomendable que los niños no comiencen en la guardería hasta que puedan caminar solos y decir al menos algunas palabras, es decir que ya estén en la etapa de sociabilización.

Una edad apropiada sería entre los 18 y 24 meses, pero esto no significa que deba ser una experiencia perjudicial para el niño si debemos llevarlo antes. Sí es conveniente que haya superado la lactancia materna, o al menos, que tenga una alimentación alternada de leche materna y biberón, para no crearle trastornos mayores.

Eligiendo la guardería infantil:

El ingreso a la guardería infantil supone una serie de inconvenientes, como la aparición de enfermedades típicas de la primera infancia, a las que estará más expuesto que en casa y para las cuales, el sistema inmunológico del bebé, todavía no está preparado.

Las guarderías cuentan con personal capacitado para darle una atención adecuada al bebé, pero hay algunos aspectos que debemos tomar en cuenta a la hora de elegir la misma.

• Ubicación de la guardería: de ser posible debe estar cerca del domicilio o del lugar de trabajo, para ahorrar tiempo en desplazamientos y estar cerca en caso que sea necesario.

• Infraestructura: es conveniente asegurarse de que cumplen con las normas de seguridad para el sistema educativo.

• Atención afectiva: es importante que el trato sea cordial y cercano, para asegurar que el trato con los niños sea afectivo y no despreocupado o distante.

• Atención pedagógica: debe existir un programa pedagógico, para que aporte la enseñanza adecuada al niño. Este incluirá todo o parte del ciclo educativo de 0 a 6 años.

Estos elementos deben tomarse en cuenta además del costo del servicio, para asegurar al bebé la mejor atención.

Es aconsejable que se realice un periodo de adaptación a la guardería infantil, durante el cuál, el niño concurrirá pocas horas, hasta completar el horario gradualmente, para que el cambio no sea tan brusco. Incluso si los padres disponen de tiempo, puede comenzar concurriendo sólo unos días en la semana, durante pocas horas.

Si el bebé está en condiciones de entender, es buena idea que los padres hablen con él para explicarle lo que ocurre, y mostrarle que es un cambio positivo, que puede disfrutarlo.

También puede incluirse el tema de la guardería en las conversaciones cotidianas, incluyendo paulatinamente el concepto de que el bebé tendrá una actividad para realizar, al igual que los padres. Es un buen recurso asignarle un juguete favorito u otro elemento que represente un vínculo fuerte con el hogar, para que lo acompañe y le brinde seguridad.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen