meningitis neonatal

Causas de la meningitis neonatal

17 junio 2009

causas-de-la-meningitis-neonatal

La meningitis neonatal es la inflamación de las meninges, ocasionada por una infección grave del sistema nervioso central, y puede poner en riesgo la vida del bebé, o dejarle secuelas.

Las meninges son las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal.

Síntomas y causas de la meningitis neonatal:

La meningitis neonatal se manifiesta con fiebre, irritabilidad, rechazo del alimento, vómitos, somnolencia, en los bebés. En niños mayores se presenta cefalea intensa, molestia ocular, somnolencia, vómitos e irritabilidad. Aproximadamente en el 40% de los casos, se presentan convulsiones.

Una bacteria es responsable de la meningitis, y puede contraerse luego de padecer una infección en otra parte del cuerpo, como el oído, la nariz o la garganta. También puede aparecer luego de recibir una lesión en la cabeza.

Estas bacterias se contagian además entre personas, y se propagan por el cerebro del niño por la sangre.

Hay una meningitis causada por virus que pueden penetrar por la boca, y multiplicarse en el cuerpo, eliminándose por los excrementos. El transporte de dichos virus puede hacerse a través de las manos sucias, pasando a otras personas. Los virus causantes de la meningitis aséptica, pueden transmitirse hasta semanas luego de pasada la infección.

La meningitis también puede ser causada por hongos o parásitos. La gravedad de la enfermedad y sus síntomas, depende de las causales de la misma. Hay virus y bacterias que son más comunes en ciertas franjas etarias.

Las bacterias que producen la meningitis neonatal en los bebés pequeños son: estreptococos B; escherichia coli (E. coli); listeria monocytogenes.

En los bebés mayores y en los niños: haemophilus influenzae tipo b (H. influenzae); neisseria meningitides (meningits meningocícica); streptococcus pneumoniae; sífilis; tuberculosis.

Los virus que ocasionan la meningitis son: poliovirus; enterovirus; parotiditis (paperas); virus del herpes simples (VHS).

La vacunación es la mejor prevención de la meningitis, principalmente para niños menores de 2 años.

Cuando se sospecha que un niño padece meningitis, se lo somete a una punción lumbar, donde se extrae líquido cefalorraquídeo (está presente entre las membranas o meninges y es el encargado de nutrir a los componentes del sistema nervioso central. Luego de la punción, se realiza un tratamiento con antibióticos para evitar complicaciones o secuelas. Es necesario desarrollar medidas profilácticas en el entorno inmediato al bebé.

Hay (1) comentarios:

  1. Nìcolas

    5 de abril de 2010

    mi hiji nacio bien bonito y sanito y es por eso le agradesco a dios por darme un niño sano

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen